Son muchas las mujeres que sueñan con tener el cabello liso. De ahí el éxito de las planchas. Pero el uso excesivo de las planchas puede acabar dañando al cabello. Por eso siempre se recomienda usarlas con mucho cuidado y, en todo caso, no abusar de ellas. Hay un tratamiento capilar, sin embargo, que promete el alisado prácticamente definitivo del cabello y ese tratamiento recibe el nombre de alisado japonés.

Este tratamiento capilar tiene como objetivo conseguir un alisado permanente y definitivo del cabello. El que, una vez aplicado, el cabello permanezca liso y sedoso durante varios meses es una de las grandes virtudes del mismo.
Creado allá por los años noventa, esta técnica puede aplicarse sobre cualquier tipo de cabello (a excepción de aquellos que han sido decolorados). También puede aplicarse sobre los que han recibido mechas, tintes, baños de color, etc. Eso sí: el tipo de cabello sobre el que se aplique el tratamiento determinará en buena medida los resultados del mismo. Lógicamente, no resulta tan sencillo alisar un cabello completamente rizado como otro que sea, simplemente, algo ondulado.

Perteneciente al grupo de las técnicas de «permanente», esta técnica profesional de peluquería consigue cambiar la estructura interna de los cabellos encrespados o rizados. Al hacerlo, se consigue que estos cabellos queden lisos y brillantes como habitualmente son los cabellos de las mujeres del País del Sol Naciente.

El tratamiento y su aplicación

Para poder aplicar esta técnica de peluquería se necesita, ante todo, que el pelo esté sano. No se puede tratar con ella un cabello enfermizo. Por eso es imprescindible, antes de dar el paso de buscar el alisado definitivo del pelo, realizar un análisis personalizado del mismo, de su calidad y de sus condiciones.

alisado permanente

El peluquero que va a aplicar el tratamiento debe conocer los hábitos de cuidado capilar de la clienta (de qué manera hidrata el cabello, con qué frecuencia acude a la peluquería, qué uso hace del secador y las planchas de pelo…) y los tratamientos que ha aplicado a su cabello. En el caso de detectar que la fibra capilar está dañada, un buen profesional de la peluquería recomendará a su clienta, antes de aplicar el alisado japo, un tratamiento previo de reparación. También se recomienda esperar un mínimo de dos semanas para aplicar esta técnica de alisado del cabello desde que se haya aplicado al mismo un tinte.

El alisado japonés debe ser considerado un tratamiento capilar de alta tecnología. Para aplicarlo se utilizan planchas térmicas iónicas y productos con unos componentes químicos muy específicos y que solamente deben ser utilizados por profesionales que dominen la técnica y conozcan los perjucios que puede causar su mala aplicación. Solo aplicándola correctamente se evitará la deshidratación del cabello, tan perjudicial para el mismo.

Este tipo de alisado del pelo necesita un mantenimiento. Este mantenimiento deberá ser más o menos regular dependiendo del tipo de cabello. Hay algunos tipos de pelo que no lo necesitan. Otros, precisan de una reaplicación de la técnica cada 6 o 9 meses. En estos casos, la reaplicación del tratamiento se realiza solo sobre las raíces nuevas, ya que el resto del cabello habrá permanecido absolutamente liso.

Cuidado en casa del alisado japonés

Una vez aplicada esta técnica de alisado químico del cabello, hay que seguir una rutina de mantenimiento y cuidado del mismo para que los efectos del tratamiento sean los deseados.

tratamiento de alisado del cabello

Durante los tres días posteriores a la aplicación del mismo, por ejemplo, hay que evitar que el cabello coja humedad. No debe, por tanto, mojarse. Tampoco pueden usarse coletas, horquillas, diademas, etc. Nada que pueda marcar al cabello debe ser utilizado durante esos tres días. Si se hiciera, podrían formarse ondas e, incluso, podría reaparecer el encrespamiento natural del pelo.

En caso de que, por accidente, el cabello llegara a mojarse durante ese período de tiempo del que hablamos, ese cabello debería secarse lo antes posible. ¿Cómo? Usando el secador colocándolo hacia abajo y moviéndolo con movimientos suaves. Si se forma un pliegue en el cabello (puede pasar cuando se duerme) se recurrirá a la plancha, pero ésta deberá utilizarse con cuidado, sin detenerla en exceso en la zona del pliegue y moviéndola a lo largo del cabello continuamente.

Otra cosa que los peluqueros desaconsejan tras aplicar esta técnica es colocarse el pelo detrás de las orejas. Tampoco es recomendable usar tintes durante al menos dos semanas después del alisado.

Una vez haya pasado el tiempo indicado, la mujer que haya decidido alisarse el pelo químicamente podrá lavar y cuidar su cabello siguiendo sus rutinas normales de cuidado capilar.

tratamiento de alisado del cabello

¿Es dañino el alisado japonés?

Son muchos los dermatólogos y expertos en el cuidado del cabello que dicen que este tipo de tratamiento para el pelo acaba dañando al cabello. Las empresas que lo aplican o fabrican productos destinados a su aplicación se defienden diciendo que no es el tratamiento en sí quien afecta al cabello, sino la mala aplicación del mismo. También rechazan la acusación de que los productos destinados a aplicar este tipo de alisado tengan formol o derivados del mismo entre sus componentes.

El compuesto básico en todos los productos destinados a conseguir este tipo de alisado es el Tioglicolato de Amonio. Los fabricantes de este tipo de productos hacen hincapié habitualmente en que dicho componente no tiene nada que ver con el altamente tóxico ácido de amonio. También resaltan que los productos para alisado químico del cabello deben ser utilizados única y exclusivamente por profesionales de la peluquería.

Finalmente, debemos recalcar que la mujer que decida recurrir al alisado químico del cabello deberá pensárselo muy bien ya que le resultará difícil retornar a otro tipo de look. Una vez aplicada esta técnica, resulta bastante complicado volver a tener el cabello ondulado.