Entre las marcas italianas de mayor prestigio en el mundo de la moda y la alta costura hay que destacar, sin duda, a Cerruti. Fue en la localidad de Biella, ubicada en el Piamonte, a medio camino entre Turín y Milán, donde en 1881 Antonio Cerruti fundó un taller de tejidos. Desde esa fecha, la familia Cerruti se dedicó al negocio del textil, aunque sería Nino Cerruti, nieto del fundador de la casa, quien, al hacerse cargo de la empresa, le daría un empujón que la acabaría colocando en el prestigioso lugar que hoy ocupa.

Cuando Nino Cerruti, junto a su hermano, se hizo cargo de la firma, ésta tenía el nombre de Fratelli Cerruti. Los hermanos decidieron hacer algo más que fabricar tejidos, y empezaron a producir su propia ropa. Era la década de los cincuenta del pasado siglo y fue en 1957 cuando Nino Cerruti creó su primera colección de prêt a porter. La colección fue un éxito, siendo halagada tanto por la prensa especializada como por la opinión pública. Una y otra se encargaron de elogiar la elegancia de los diseños de Cerruti. Éste, que había abandonado los estudios de Filosofía para dedicarse en exclusiva al mundo del diseño, acuñó una frase que había de convertirse en el leit motiv de toda su carrera: «la elegancia es el primer hombre».

retrato de Nino Cerruti

Conseguido el éxito, la marca dejó de llamarse Fratelli Cerruti para convertirse en Cerruti 1881. Con el nuevo nombre, Nino rendía homenaje al año en que su abuelo fundó la empresa. En 1967, Nino Cerruti tomó la decisión de establecer su boutique principal en la que era la capital de la moda: París. Lo hizo, además, en uno de sus lugares más emblemáticos: la Place de la Madeleine.

Del Piamonte a Hollywood

Una de las claves del éxito de Nino Cerruti como diseñador fue su enorme capacidad para reinventarse a diario. El diseñador italiano, atento siempre a los vaivenes de la moda, buscó siempre innovar, y lo hizo tanto en el diseño como en el empleo de nuevos materiales textiles. Por ejemplo: la introducción del lino en la moda occidental es, en buena medida, responsabilidad suya.

Su éxito en la moda masculina (se ha dicho de él que es el reinventor del traje) empujó a Cerruti a aventurarse en el universo de la moda femenina. Para ello utilizó algunas de las líneas empleadas en sus creaciones masculinas. Al actuar de ese modo, Nino Cerruti introdujo en la moda femenina unas líneas estilísticas marcadamente andróginas y que resultaron una auténtica revolución sobre las pasarelas. El éxito de esta innovación fue tal que no pasó mucho tiempo antes de que otros diseñadores empezaran a inspirarse en el estilo Cerruti a la hora de realizar sus propias creaciones.

Mediada ya la década de los setenta, concretamente en 1976, Cerruti puso en marcha la línea exclusiva para mujeres. Esto marcó de alguna manera lo que se puede considerar el punto de partida de la expansión mundial de la marca. El éxito de ventas en Estados Unidos y Japón es abrumador y la marca es vista en todos los rincones del planeta como un símbolo de modernidad y lujo.

ropa diseñada por Nino Cerruti para la serie Miami Vice

Llegados los ochenta, Nino Cerruti se convirtió en colaborador habitual de la industria cinematográfica, lo que le dio una mayor relevancia internacional. De él fue el diseño del vestuario de películas como Instinto básico, Pretty Woman, Wall Street o Las Brujas de Eastwick, y de él también el de los modelos vestidos por los protagonistas de la célebre serie Miami Vice. Celebridades del mundo del celuloide como Kathleen Turner, Richard Gere, Faye Dunaway o Jack Nicholson lucían habitualmente prendas del famoso diseñador italiano.

El tiempo de las multinacionales

La llegada de los años 90 trajo a la firma italiana la incorporación de diseñadores como Narciso Rodríguez, Pedro Spelipolus o Donna Karan. Ellos dieron nuevos aires a una marca de la que en 2001 Nino Cerruti perdería el control. Fue en esa fecha cuando el grupo italiano Fin.Part se hizo con ella y un año después, en 2002, cuando el diseñador piamontés realizó su último desfile.

Llegaron entonces tiempos turbulentos para la marca.  En 2004, Fin.Part declaró a la casa de moda en bancarrota. A trancas y barrancas, la firma resistió hasta 2006. Fue en agosto de ese año cuando la firma americana Matlin Patterson la compró y encargó la renovación de la imagen italiana a Nicolas Andreas Taralis.

Hoy en día, Cerruti pertenece al grupo Trinity Group Ltd, empresa que en 2011 se hizo con el control de la marca y que tiene su sede en Hong Kong. Este grupo, que encargó el trabajo de director artístico a Aldo Maria Camillo, diseña y comecializa en la actualidad líneas masculinas de prêt-à-porter bajo la marca Cerruti 1881 y emplea la marca Cerruti 18CRR81 para comercializar artículos de cuero, joyas, gafas, zapatos, corbatas, instrumentos de escritura, ropa casual para hombres y mujeres, relojes y perfumes.

Los perfumes Cerruti

Fue en 1978 cuando Cerruti lanzó al mercado su primer perfume, Nino Cerruti pour homme.

Doce años después del lanzamiento de Nino Cerruti pour homme, en 1990, Cerruti lanzó el que sería uno de sus grandes éxitos en el mundo de la perfumería: 1881 Men Cerruti. Esta fragancia, de la familia olfativa Aromática Fougère para Hombres, fue creada por el perfumista Martin Gras. Entre sus notas de salida podemos destacar el ciprés, la lavanda, el enebro de Viginial, el clavel o el gálbano. El vetiver, la rosa, el ylang-ylang, la casia y el lirio de los valles componen sus notas de corazón. Finalmente, las notas de fondo de este perfume de la marca Cerruti están compuestas de cedro, pino, musgo de roble, pachulí, sándalo, pimienta y almizcle.

perfume femenino de Cerruti

Tras el éxito de 1881 Men Cerruti, la marca italiana lanzó al mercado la versión femenina. En este caso, la nariz que firmó la fragancia femenina de Cerruti fue Clair Cain. Encuadrada dentro de la familia olfativa floral amaderada, 1881 vio la luz en 1995 y es una fragancia fresca y etérea con notas de salida de violeta, mimosa, iris, rosa, muguete, jazmín y bergamota; notas de corazón de iris, narciso, manzanilla, jazmín, geranio y nardo (entre otras), y notas de fondo de sándalo, almizcle, cedro, vainilla y ámbar.

Tanto del citado perfume masculino de Cerruti como de la fragancia femenina han ido surgiendo nuevas versiones. Entre ellas podemos destacar entre los perfumes masculinos 1881 Acqua Forte, 1881 Amber Pour Homme, 1881 Bella Notte Man, 1881 Edition Blanche Pour Homme, 1881 Essentiel, 1881 Fairplay, 1881 Signature, 1881 Silver, Cerruti 1881 Black o Cerruti 1881 Intense Pour Homme, entre otros.

Por su parte, entre los perfumes femeninos podemos destacar 1881 Bella Notte Woman, 1881 Cerruti Eau d’Eté, 1881 Edition Blanche, Cerruti 1881 Blanc, Cerruti 1881 Collection, Cerruti 1881 En Fleurs, Cerruti 1881 Fraicheur d’Eté o Cerruti 1881 Lumieres d’Eté.

Algunos de estos perfumes los puedes encontrar a un precio excepcional en el catálogo de perfumes Cerruti de CDNPerfumes.