Todo país medianamente importante tiene un puñado de marcas comerciales de referencia que sirven, de alguna manera, para proyectar al exterior la imagen de ese país. Esas marcas dan cuenta no solo del potencial económico del país en cuestión, sino también de su forma de vida. De su estilo. Por ejemplo: resulta imposible nombrar una marca como Burberry y no pensar en un estilo prototípicamente británico. Y es que los más de 150 años de esta marca y su éxito a nivel mundial han dejado su huella en el mundo del vestir y de la moda.

Burberry debe su nombre al apellido de su fundador, Thomas Burberry. Nacido en 1835, Thomas Burberry abrió su primera tienda cuando solo tenía 21 años en Basingstoke, una localidad situada al sudoeste de Londres. Burberry, observador por naturaleza e innovador por vocación, fijó su mirada en la ropa que utilizaban los granjeros que trabajaban en los alrededores de Basingstoke y pensó en que debía crear una prenda que sirviera para moverse cómodamente bajo la lluvia, tan presente en el día a día de los ingleses. Esa prenda revolucionaria fue la gabardina.

logo histórico de Burberry

Un material revolucionario

Para diseñar la gabardina, Thomas Burberry inventó un algodón resistente al agua que fue llamado «algodón de gabardina«. Corría el año 1879 cuando Burberry creó este material que permitió lo que parecía imposible: crear prendas ligeras que, al mismo tiempo, fueran impermeables y pudieran sustituir a las pesadas e incómodas prendas de vestir que hasta entonces se utilizaban para protegerse de la lluvia.

trench Burberry

En 1888 fue patentado el algodón de gabardina. Desde su misma creación se comprobó que eran muchos los motoristas, amantes de la naturaleza y viajeros en general que utilizaban la gabardina y las prendas realizadas con algodón de gabardina para sus excursiones, expediciones y viajes. En el historial de Burberry consta, por ejemplo, cómo exploradores polares, aviadores y otros aventureros utilizaron el algodón de gabardina en sus expediciones. El éxito de la gabardina Burberry hizo que la marca abriera la que, aún a día de hoy, es su tienda más emblemática: la de Haymarket, en Londres.

Fue iniciado ya el siglo XX cuando se convocó un concurso para diseñar un logotipo para la marca. El Equestrian Knight, inspirado en unas armaduras medievales expuestas en una colección londinense, fue el logo ganador de ese concurso.

La trench coat y el cuadro escocés

Fue a principios del siglo XX, también, cuando la marca británica patentó el «abrigo Tielocken». Este abrigo es considerado el predecesor más inmediato del «trench coat». Como novedad, el tielocken presentaba un cierre de correa y hebilla y un único botón en el cuello.

Fue al llegar la Primera Guerra Mundial cuando Burberry creó el trench coat. Entre las características más destacadas de esta emblemática prenda de Burberry podemos destacar el panel impermeable que, colocado en la espalda, permite el fácil deslizamiento del agua; la solapa frontal que ofrece a quien la viste una protección adicional; las trabillas (muy útiles, por ejemplo, para colgar equipo militar) y las anillas en forma de D, que fueron utilizadas por los soldados británicos para llevar granadas.

cuadros Burberry

Tras la creación del tielocken y del trench coat , uno de los grandes aciertos de Burberry fue la creación de algo que había de convertirse en distintivo de la marca: el motivo a cuadros que se utilizaría en el forro de las prendas para la lluvia y que también se acabaría usando para crear las famosas bufandas de cachemir Burberry (uno de los grandes éxitos de la marca) o sus no menos famosos paraguas. Ese motivo, el famoso cuadro escocés, reconocido internacionalmente, es una marca registrada.

Crecimiento internacional

El avance del siglo XX trajo consigo para Burberry el incremento de su reconocimiento como marca de prestigio. Sin ir más lejos, la Reina Isabel II concedió en 1955 a la marca una Royal Warrant (autorización real) como proveedor oficial de productos impermeables de la Casa Real británica.

1997 marcó un antes y un después en la expansión de la marca. Fue este el año en que la estadounidense Rose Marie Bravo asumió la presidencia de Burberry. El hecho de subir a la marca a las pasarelas ayudó a incrementar el caché de la marca. Al mismo tiempo, confluyeron un par de circunstancias que hicieron que Burberry se expandiera por los cinco continentes. La primera fué el fichaje de Roberto Menicheti como director creativo. La segunda, la imagen de la top model Kate Moss enfundada en un trench Burberry. Bastó eso para que miles de mujeres en todo el mundo demandaran una prenda así. El éxito de la marca en esas fechas fue apabullante.

Kate Moss con gabardina Burberry

Ese impulso fue después reforzado con la contratación del británico Christopher Bailey como director creativo de Burberry. Bailey, de apenas 30 años de edad, consiguió el que era su objetivo más claro: abrir la marca Burberry a las nuevas generaciones sin perder por ello a la que hasta la fecha había sido la clientela habitual de la marca. Para ello debía buscar la fórmula que le permitiera innovar dentro de la tradición. Lo consiguió controlando todo el proceso creativo de todos los productos de la marca, así como su imagen corporativa y publicitaria.

Los productos Burberry han conseguido robar el corazón de algunas celebrities británicas que no han dudado en convertirse en imágenes de la marca. La actriz Emma Watson sería una de ellas. La ya citada Kate Moss y Alexa Chung, otras. En la actualidad, la imagen Burberry está muy atada a la de la modelo Agyness Deyn, que ha publicitado, por ejemplo, el perfume The Beat.

Desde que Rose Marie Bravo llegara a la dirección de la marca, Burberry no ha hecho más que crecer. En 2002, para proveer de músculo financiero a la firma, la empresa empezó a cotizar en bolsa. Pionera en múltiples facetas del negocio del vestir y de la moda, Burberry ha sido, por ejemplo, la primera marca que se decidió a retransmitir un desfile de moda en directo por internet. Comprometida también con el comercio ético, Burberry es, hoy en día, una marca de lujo de referencia en todo el mundo. No en vano, son más de 500 las tiendas en todo el mundo con las que Burberry opera directamente.

perfume femenino Burberry

Para dar un nuevo impulso a sus creaciones y renovarlas sin renunciar a la tradición, Burberry escogió en 2018 como director creativo al diseñador italiano Riccardo Tisci. Tisci, que tiene en su currículum el haber sido director creativo de una marca de tan sólido prestigio y glamour como Givenchy y el haber creado prendas para la diva del pop Madonna, es hoy el responsable de la línea estilística de Burberry.

Perfumes Burberry

Como muchas marcas dedicadas originariamente a la elaboración de prendas de vestir, también Burberry, dio el salto en su momento a la fabricación y comercialización de perfumes y colonias. En la actualidad, Burberry tiene un amplio catálogo de perfumes femeninos y masculinos. Entre ellos destacamos los siguientes:

Perfumes femeninos de Burberry

  • Burberry Brit. Perfume de la familia floral frutal.
  • Burberry Birt Rhythm Floral. Al igual que el anterior, este perfume de Burberry pertenece a la familia olfativa floral frutal.
  • My Burberry. Este perfume, perteneciente a la familia floral, tiene una notable presencia en sus notas olfativas de la rosa y la violeta.
  • My Burberry Blush.
  • Burberry Summer for Women
  • Body
  • Burberry London for Women
  • The Beat

perfume masculino Burberry

Perfumes masculinos de Burberry

  • Burberry Brit Men. Perteneciente a la familia oriental amaderada.
  • Burberry Brit Rhythm. Este perfume masculino de la marca Burberry pertenece a la familia amaderada aromática.
  • Mr Burberry. La madera, esta vez especiada, sigue estando muy presente en este perfume de Burberry para hombres.
  • Mr Burberry Indigo. Esta fragancia de Burberry pertenece a la familia amaderada aromática.
  • Burberry Summer for Men
  • Burberry London for Men
  • The Beat for Men

En el catálogo de perfumes de CDNPerfumes podrás encontrar los mejores perfumes de la marca Burberry y adquirirlos de una manera sencilla, segura y económica.